22 de septiembre de 2012

Moda Goyesca....."El MAJISMO"

Como hace tiempo que tengo esto un poco abandonado, por motivos del comienzo de un nuevo proyecto personal y tengo menos tiempo para dedicarle, si me gustaría continuarlo en los ratitos que tenga, aunque sea con "cuentagotas"...
Y para no perder el hilo, voy a enlazar el último tema del que hablé, el de la Moda vista por Goya, como fotógrafo de la época, con el "Majismo" o la moda "Goyesca" como se conoce en la actualidad.


EL QUITASOL- GOYA [1777]

En Madrid estaba la Corte y su moda siempre estaba al último grito, pero Cádiz, en cuestión de moda, no fue menos importante al ser una ciudad de comerciantes y tener una situación estratégica. Era una ciudad en la que sus damas parecían especialmente entregadas al consumo de la moda, y destacaba en la memoria de casi todos sus visitantes por el lujo alcanzado en sus vestimentas y las extravagancias de sus modas. Estamos frente a una ciudad de contrastes, en la que convivía una aristocracia nacional junto a una burguesía europea de comerciantes, por ser una ciudad portuaria. Por lo tanto, nos encontramos ante una moda castiza, que reivindica nuestros valores nacionales y que convive con una moda internacional.  

LA GALLINA CIEGA- GOYA [1788-1789]
En este cuadro de Goya vemos el contraste de esa moda nacional y castiza, frente a la internacional, que está representada en la pareja del fondo, el hombre que está a la derecha con la casaca marrón y la dama con el sombrero de grandes plumas en la cabeza.


Por lo tanto y en paralelo a la moda internacional, en España se da otra propia de un colectivo social muy diferenciado, un determinado sector del pueblo: son los denominados Majos y Majas, que reivindican lo castizo.


En esta ampliación podemos ver, más claramente, como era el traje de los majos y las majas. El de ellas se componía de una basquiña (falda) y un monillo o chaquetilla afracada y en el pelo una caramba de cintas de seda y redecilla para sujetarlo. El traje de él estaba compuesto por jaqueta o chupetín, el calzón, las medias de seda, zapatos de hebilla grande y cofia en el pelo.

Los Majos y Majas eran personajes de barrios humildes de Madrid que, a finales del S.XVIII y principios del S.XIX, llegaron a ser muy populares. Se distinguían no solo por su manera de vestir sino también por su actitud: seguros de sí mismos, descaradas las mujeres, desafiantes los hombres. El Majo se dedicaba a los más diversos oficios: carpintero, albañil, herrero, carnicero, tallista,… y esa actitud que los caracterizaba, de desparpajo y gallardía, levantó críticas pero, al mismo tiempo, se consideró muy seductora.

EL MAJO DE LA GUITARRA- RAMON BAYEU [1786]
A los Majos y Majas, posteriormente, se les conoce también como “Goyescos” y "Goyescas", "Manolos" y "Manolas"... Esa actitud de desparpajo y seducción y, sobre todo, la forma de vestir, es lo que gustó a la nobleza, de forma que a finales del S. XVIII comenzó el fenómeno denominado “Majismo” en el que las clases privilegiadas adoptaron la forma de vestir de estas gentes de barrios humildes, pero con tejidos y adornos mucho más ricos.
RETRATO DE PEDRO MOCARTE- GOYA [1805]



RETRATO DE PEDRO ROMERO- GOYA [1795-98]
Viendo estas imágenes se nos viene a la mente un traje que  tiene mucho arraigo en nuestras costumbres....y es que el "Traje de Majo" es el precedente del "Traje de Torero" actual.


El traje de majo, que está expuesto en el Museo del Traje de Madrid, se compone de :jaqueta (como se decía en la época), calzones, chaleco y faja.
La jaqueta, es una especie de casaca, corta y entallada, con cuello de tirilla y una pequeña solapa en pico. Está realizada en seda color verde y su interior forrada de lino (espalda y mangas) y de seda (delantero y puños), presenta las costuras decoradas con un cordoncillo metálico. Sus mangas estrechas y alargadas, cuyas copas están decoradas con cintas realizadas en "gros de Nápoles", con doble trama.
Los calzones, de seda verde, se ciñen al talle con una cinturilla irregular,  más ancha en el delantero que en la espalda y se cierra por medio de cinco ojales y dos ojetes, en el delantero y la espalda respectivamente.
El chaleco, con cuello de tirilla y delanteros confeccionados en seda, y espalda en algodón. Va adornado en el filo con un bordado y se cierra con botones forrados en seda.
La faja, en seda, se remata en sus extremos con un flecho deshilachado y torsionado en dos cabos, y anudado en los extremos.

Este Traje de Maja de finales del siglo XVIII está compuesto de un jubón de raso blanco, un Monillo (chaquetilla) de terciopelo negro con jockeys (hombreras) en los hombros de lentejuelas, pedrería y cordón de seda y una  basquiña de raso azul adornada con dos tiras de madroños haciendo la vez de volantes, que en la época se denominaban "falbalas", término francés y en España también se conocen con el nombre de "farfalá" o "faralá", son franjas, flecos o volantes que se ponen en los vestidos para hacerlos más vistosos.

  
Con los cambios de la Moda al comenzar el  Neoclásico, los trajes de maja también se adaptan a esos cambios, subiendo sus talles y estrechando sus faldas, yendo con el nuevo gusto y comodidad de la época.
Estos trajes  se exponen en el Museo del Traje de Madrid y son de principios del siglo XIX.

Y para finalizar una foto, actual, de la Infanta vestida con un cierto estilo goyesco, ...para que veáis que en la Moda todo deja huella!!!




7 comentarios:

  1. Parece que nos hemos puesto de acuerdo para hablar sobre el mismo tema, jajaja! Yo también acabo de colgar un post sobre el majismo. ¡Qué majos somos!

    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  2. Majos..."majísimoooss" jajajaja
    ¡Otro abrazo para ti!

    ResponderEliminar
  3. Precioso EL MAJISMO y muy bueno tu pos Carmen! Enhorabuena por tu blog que sigo ya a partir de google/reader. Un abrazo, guapa!

    ResponderEliminar
  4. Hemos dado con tu blog de casualidad y hemos estado viendo que participaste en la colección 1812 que se realizó para el bicentenario de La Pepa. Nos encantó la exposición cuando la vimos en Cádiz. ¡Enhorabuena! realizásteis un gran trabajo. Seguiremos de cerca este interesantísimo blog. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!!...comentarios como los vuestros, me animan a seguir con el tema y retomarlo, que por cuestiones laborales tengo muy poco tiempo y tengo esto un poco abandonaillo, la verdad. Muchísimas gracias de nuevo
      Un saludo

      Eliminar
  5. Hola ,estoy trabajando sobre esta indumentaria ,despues de leerlo todo tengo una duda la cual creo que no aparece,la mujer goyesca lleva medias blancas?Otra más ,lleva zapatos o zapatillas con cintas para atar a juego con la falda y la redecilla?Muchisimas gracias por la información me ha servido muchisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por la tardanza en responder Malu, pero no he tenido mucho tiempo para meterme en el blog y tu comentario se me había ido al correo spam sin verlo, lo siento.

      La mujer goyesca si llevaba medias blancas y de seda.

      Y con respecto a los zapatos, el característico zapato de tacón alto de la época de María Antonieta fue descendiendo al medio tacón terminando en la época de la revolución francesa en un calzado plano, realizado normalmente piel roja. Con lo que nos encontramos,pasados esos tiempos de exaltaciones sociales con un calzado de suela plana, amplio, que se ataba con cintas que formaban cruz hacia el tobillo. Pero en España, además de adoptarse este tipo de calzado plano, siguiendo los modelos clásicos, no se abandonaron los tacones, especialmente el medio tacón, que se usaba sobre todo en el baile escénico en todas sus tipologías.

      Y las redecillas solían ser de algún tono del traje.

      Un saludo

      Eliminar