5 de abril de 2012

"Vestido Camisa o Camisa"


El "Vestido Camisa"  se puso de moda a finales del siglo XVIII. En un principio, se parecía a la prenda interior del mismo nombre y era un traje entero y cerrado, que se metía por la cabeza o los pies, y que se ceñía a la cintura por una faja o lazada de tela con un color que contrastase.

Se impusieron en telas finas y transparentes, pero éstas en sí no eran una novedad, pues durante la segunda mitad del siglo XVIII se usaron cada vez más; al principio, para adornos y guarniciones y, después, para vestidos enteros. Debajo de estos vestidos las mujeres no llevaban más que una camisa (interior) pegada al cuerpo y unas enaguas que servían de viso. 
En España, a finales del XVIII, el traje que más usaron las mujeres fue este tipo de vestido y se llamó "Camisa", por su parecido con la prenda interior de dormir. Al principio fue un simple tubo de muselina con un pasacintas bajo el pecho para fruncir la tela de la falda y otro para recoger la tela del escote. Pero pronto se hizo más elaborado y se separa el cuerpo de la falda, y  ésta consta de cuatro paños de vuelo, se mantenía estirada por delante y todo el vuelo se recogía en los costados y, sobre todo en el centro de la espalda con unos tablones.


A principios del siglo XIX el vestido camisa, una prenda de muselina blanca, casi transparente, de cintura alta, similar a las túnicas griegas o romanas, se puso muy de moda. Revelaba más partes del cuerpo femenino que cualquier prenda anterior. Este fue el resultado de un concepto moderno e innovador del cuerpo femenino. No obstante, tras saborear de forma breve las libertades del vestido camisa, el cuerpo femenino se sometería nuevamente al estricto control del corsé durante otro siglo.

Esta moda femenina de vestidos semitransparentes de muselina, de talle alto, amplio escote  y figura estilizada al estilo clásico se conoce como la moda de "El Directorio" y no duraría mucho tiempo (1795-1802). Fue una moda nacida en Francia, entre finales del reinado de Luis XVI y el Primer Imperio de Napoleón. Esta moda coincide en España con el reinado de Carlos IV.

Familia Real de Carlos IV, Goya (1800-1801)
En este retrato de la familia real se puede observar como las damas llevan el vestido con  un sobrevestido o especie de túnica, bordada en oro y plata, para cubrir las transparencias del vestido.
Durante el día estos trajes se llevaban en telas estampadas o lisas y para la noche estaban bordados con hilo crudo, hilo de plata y lentejuelas plateadas en una gran cenefa en el borde de la tela.


Aunque tuvo una vida limitada el vestido camisa ocupa un lugar único en la historia de la indumentaria femenina. 

Doña Joaquina Tellez-Girón, hija de los duques de Osuna
[Esteve y Marqués Agustín]

La Duquesa de Osuna, su hija y su nieta (1796-1797)
[Esteve y Marqués Agustín]

María Josefa Gayoso de los Cobos Téllez-Girón
Condesa consorte de Brunetti
[Esteve y Marqués Agustín]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada